10 de junio de 2006

Guía práctica de como hacer todo mal .-


Por Andrea Ocampo.


1. No se deje desanimar rápidamente, que como todo, hacer las cosas mal no es fácil.
2. Confíe en cualquiera que se le cruce por adelante. Es una buena forma de comenzar.
3. Abra la boca bien grande y siempre (si, siempre) diga absolutamente todo lo ve o se le cruza por la mente. La diplomacia no es buena a la hora de hacer las cosas bien mal.
4. Duérmase en los laureles sin parar, espere que la gente sea con usted como usted es con la gente y nunca... nunca, pelee por lo que quiere.
5. Camine por el paseo Ahumada con los ojos cerrados.
6. Haga malabares con una botella de veneno. Si no la consigue, con una botella vacía y pesadísima de vidrio.
7. Si piensa que está haciendo algo que está bien, ¡deténgase y medite!. Esa no es una buena forma de hacer las cosas.
8. Si tiene un enchufe a mano. ¡Meta los dedos! Eso es evidente.
9. Cáigase, tropiécese y vuelva a levantase. Hoyos hay en todos lados.
10. El día más estresante del año deje las llaves dentro del auto, de la casa, o en el trabajo. Da igual, el día ya lo perdió.
11. Si su perro es vagabundo póngale una placa con su teléfono, los vecinos lo llamarán cada dos horas avisándole que el animal ha cruzado la comuna. No hay horario de atención fijo, por lo que se encontrará saliendo de su casa más apurado que júnior.
12. Y si quiere perfeccionarse en este arte, vaya a buscar a su perro con tacos, poco a poco sus pies se transformarán en pesuñas.
13. Si es lo suficientemente ciega, como para caerse en invierno por un barranco en pleno Lago Rapel repleto de veraneantes, propóngase llegar a la boya del lago, e inaugure la temporada de pejereyes.
14. Si usted es de esas personas que reconoce la micro por su forma y sus letreros: súbase a la que le parezca más familiar. Confíe, siempre confíe en sí misma.
15. Preocúpese de enamorarse de los pololos de sus mejores amigos. Si no lo hizo en el colegio, hágalo en la U, y si se le pasó la vieja, en el trabajo. Nunca es tarde para enredarse.
16. Si sufre de sordera, no se sorprenda si disfraza a su hijo de jugo kapo, y lo manda al jardín infantil sin colación.
17. Comprenda que mientras el factor "público expectante" exista, todo podrá estar peor. Cerciórese de que ellos estén atentos a lo que usted hace
18. Que no le baste pensar mal de la gente, dígalo en voz alta, y en cualquier lugar. Trate que el aludido lo escuche ya que no hay nada mejor que sentirse recordado.
19. Si le fue mal en una prueba, no estudie para la siguiente, inaugure tendencia.
20. Si aún así no está conforme con sus resultados, no desespere, la ley de Murphy existe; el que persevera, alcanza; la sangre tira y más vale pajarón volando que cien en el suelo.

2005, en Paniko.cl

2 comentarios:

Pablo Fuentes dijo...

bueno.

arolas dijo...

comenzarè con la 14 xD